Respiración y Oración

Practicar respiración con oración implica elegir una sola palabra o frase corta y repetirla mientras respiramos. El tiempo que pasamos en silencio (silencio externo e interno) con Dios es muy importante para nuestro bienestar. Pero calmar la mente es muy difícil. Es difícil evitar que la mente produzca pensamientos en un torrente sin fin. El ejercicio de orar a la par con la respiración utiliza un pensamiento para sacar otros pensamientos que se aglomeran en nuestra mente.

Aunque la práctica de respirar con oración no se encuentra en la Biblia, la frase que elijas puede ser tomada de las escrituras. Aquí hay algunos ejemplos:

Inhala: Señor,
Exhala: ten misericordia.

Inhala: Cuando siento miedo,
Exhala: pongo en ti mi confianza. (Salmo 56:3)

Inhala: Pero no se cumpla mi voluntad,
Exhala: sino la tuya. (Lucas 22:42)

También puedes crear tu propia oración con respiración de acuerdo con lo que esté en tu corazón.

Inhala: Mientras espero por ti, Señor,
Exhala: voy a aquietarme y a escuchar.

Inhala: Oh Señor,
Exhala: dame esperanza para el futuro.

El ritmo de tu respiración (inhalación y exhalación) puede ayudarte a estar más conectada contigo misma y más disponible para Dios.

Translation by Magda Velander

Lectura relacionada: “Gracias por tu Cuerpo y Salud,” Espacios de calma – momentos de oración para mujeres, pp. 66-68.

Breath Prayer

The practice of breath prayer involves choosing a single word or short phrase and repeating it in conjunction with the breath. Quiet time (external and internal quiet) with God is so important to our well-being. But to quiet the mind is very difficult. It is hard to keep the mind from producing thoughts in a never ending stream. Breath prayer uses one thought to push away other thoughts that crowd into the mind.

Though breath praying is not found in the Bible, the phrase you choose can be from scripture. Here are a few examples.

Inhale: Lord,
Exhale: have mercy.

Inhale: When I am afraid,
Exhale: I will trust you. (Psalm 56:3)

Inhale: Not my will,
Exhale: but yours, O God. (Luke 22:42)

You may also create your breath prayer around whatever is on your heart.

Inhale: Waiting for you, Lord,
Exhale: I will be still and listen.

Inhale: O Lord,
Exhale: give me hope for the future.

The rhythm of your breath (inhaling and exhaling) can help you become more connected to yourself and more available to God.

For related reading, follow this month’s theme, “Experiencing God’s Gift of Peace.”

Espacios-de-Calma

Haga clic en la imagen para comprar el libro.